ARTE

¿Qué es el arte? Son reflexiones que caen en mi cabeza más seguido que poco, y entonces, lo primero que me aparece para poder explicar esto del arte, es el cuento de EDUARDO GALEANO que se titula LA FUNCIÓN DEL ARTE:

Diego no conocía la mar. El padre, Santiago Kovadloff, lo llevó a descubrirla.
Viajaron al sur. Ella, la mar, estaba más allá de los altos médanos, esperando.
Cuando el niño y su padre alcanzaron por fin aquellas cumbres de arena, después de mucho caminar, la mar estalló ante sus ojos. Y fue tanta la inmensidad de la mar, y tanto su fulgor, que el niño quedó mudo de hermosura.
Y cuando por fin consiguió hablar, temblando, tartamudeando, pidió a su padre:   ¡Ayúdame a mirar!

(El libro de los abrazos)

Porque los artistas hacemos arte, valga la redundancia, desde nuestro propio universo y desde lo que pensamos que es importante hacer para generar un cambio en la sociedad o en nosotros mismos o hay quien lo hace porque sí, incluso el público percibe diferente al arte, entonces es cuando reflexiono y me digo: debemos abandonar la soberbia de llamar arte a algunas cosas y otras no. Aquí si hago un inciso personal. Lo que sí es importante es que se vea claramente en el resultado que el proceso encierra sudor, esfuerzo, estudio, horas, frustraciones, logros, amor, peleas, deseos… que se vea el trabajo, luego ya cada quien, más o menos experto dirá su parecer según lo atraviese la cosa.

Intenté explicarlo pero no se puede y eso es lo exótico, lo místico, lo que nos atrapa.